S02-05 04

Desinformación en Brasil: análisis de los temas con mayores cantidades de “fake news”

Compartir en TWITTER/FACEBOOK/LINKEDIN

Deja tu comentario

Participa en esta ponencia enviádole tu pregunta o comentario a los autores

Añadir comentario

Firmantes

profile avatar
Breno MoreiraMaestría en la Universidade de Brasília

Enfoque

Objetivo

Este estudio tuvo como objetivo verificar los principales temas sujetos a desinformación en Brasil entre 2019 y 2023. Para definir “desinformación”, consideramos el concepto de Wardle y Derakhshan (2018).

Metodología

Optamos por una agencia de fact-checking como fuente de recolección de datos, ya que las redes sociales no podían proporcionar un historial completo de publicaciones pasadas. Para reducir el riesgo de inclinación, elegimos una agencia que no pertenece a ningún grupo de medios de comunicación o grupo político, llamada “Aos Fatos”, que sigue el código de conducta de la International Fact-Checking Network. Sobre el corte temporal, comenzamos el análisis a partir de 2019, año en que esas agencias comenzaron a darle importancia a las publicaciones en las redes sociales en Brasil. Para evitar el período electoral en la muestra (las elecciones en Brasil son en octubre), nos restringimos a los meses de enero a mayo entre 2019 y 2023, lo que resultó en 1.187 informes de desinformación, que clasificamos por temas. Luego medimos el porcentaje de cada tema por año.

Resultados

Como esperábamos, la mayoría (52,5%) de los informes fueron sobre política; la mayoría de los otros tenía como telón de fondo la política; y en los dos peores años de la pandemia hubo aumento significativo de reportes de desinformación sobre la salud, alrededor de 1/3 del total. También detectamos crecimiento en la desinformación sobre la economía, que saltó de alrededor del 1% entre 2019 y 2021 al 3,6 % en 2022 y al 9,9 % en 2023. Los subtemas más frecuentes en 2023 fueron el desempleo y la inflación. La narrativa predominante es contraria al gobierno de Lula, con supuestas reacciones de la población al aumento de los precios. Los informes sobre seguridad aumentaron de un promedio de 2% entre 2019 y 2022 a 8,1% en 2023. Lo mismo sucedió con la política social, con un promedio de 0,3% en los primeros cuatro años y 2,6% en 2023. La narrativa predominante es la de cancelar o reducir el valor del programa social Bolsa Família.

Conclusiones

La extrema derecha comenzó a utilizar las redes sociales en Brasil a su favor tras las elecciones de 2018, que eligieron a Jair Bolsonaro. Con el regreso de un presidente de izquierda en 2023, hubo reacciones, con ataques a la política social y la conducta económica. En cuanto al aumento de publicaciones con información errónea sobre la violencia, una hipótesis es un intento de formar un ambiente de falta de control gubernamental sobre la seguridad. También es interesante notar una ligera tendencia al alza en las publicaciones con informaciones falsas que inducen a prejuicios. La mayoría tiene como telón de fondo la discriminación contra el público LGBTQIA+. Por otro lado, vemos un crecimiento (aunque no tan significativo) de publicaciones con desinformación a favor del gobierno de Lula y en contra de Bolsonaro, lo que demuestra que la izquierda ha estado tratando de usar las mismas armas que combate.

Preguntas y comentarios al autor/es

Hay 04 comentarios en esta ponencia

    • profile avatar

      Enrique Núñez-Mussa

      Comentó el 29/06/2023 a las 19:33:54

      Estimado Breno, es un estudio muy interesante, por los cambios políticos que ha vivido Brasil. ¿Al comparar las narratives contra los gobiernos de Lula y Bolsonaro, han podido observar si los contenidos se asocian más a ellos como individuos o si se trata de un ataque a su ideología, políticas y gobiernos, o de una mezcla de los dos? ¿En cuanto a la desinformación y ataques Globo, hubo un cambio después de que asumió Lula?

      • profile avatar

        Breno Moreira

        Comentó el 30/06/2023 a las 03:50:44

        Profesor Enrique, gracias por el comentario! En cuanto a su pregunta, encontramos que hay una mezcla de estos dos patrones: asociación como individuo y ataques (o defensa) de la ideología y las políticas gubernamentales. Lula es una figura fuerte en Brasil, por lo que es comprensible que los ataques se dirijan a él como individuo. Pero también hay varios ataques contra políticas afines de la izquierda. Algo similar sucedió con Bolsonaro, que también se convirtió en una figura fuerte, después de alimentar tantas polémicas. Sin embargo, es posible verificar un cierto patrón en los informes de desinformación a favor de Bolsonaro. La mayoría destaca al expresidente como un líder que siempre es recibido por multitudes en varias ciudades de Brasil. En cuanto a los ataques contra la Red Globo, sí, claramente hay un cambio después de que asumió Lula. En nuestra muestra, los informes de desinformación que tenían a la prensa como meta ocuparon un espacio del 3,6% del total, en los años del gobierno de Bolsonaro. La mayoría de los informes fueron en contra de Globo. Ya en 2023 no hubo reporte de desinformación sobre la prensa.

    • profile avatar

      María Isabel Míguez-González

      Comentó el 28/06/2023 a las 14:45:43

      Tus datos coinciden en gran medida con los que detectamos en nuestro proyecto sobre las narrativas digitales de los fact-checkers iberoamericanos, entre los que se encuentran entidades brasileñas. Apuntas una ligera tendencia al alza en las publicaciones falsas que inducen a prejuicios, sobre todo contra el colectivo LGBTQIA+. Teniendo en cuenta el contexto de polarización social que se vive en numerosos países y el auge de la extrema derecha, ¿auguras un crecimiento significativo de este tipo de desinformación en los próximos años?

      • profile avatar

        Breno Moreira

        Comentó el 29/06/2023 a las 13:54:38

        Profesora María Isabel, ¡gracias por el comentario! Después de tu comentario, busqué algunas publicaciones de vuestro proyecto y me parecieron muy interesantes! El tema me interesa mucho porque estamos viviendo una situación nunca antes vivida en Brasil y ese cambio ocurrió en pocos años. He estado siguiendo estudios sobre la desinformación en algunos países y he estado estudiando sobre el populismo, un fenómeno que está conectado con el surgimiento de la extrema derecha en el mundo.
        Específicamente sobre el crecimiento del prejuicio contra el colectivo LGBTQIA+, solo puedo hablar de Brasil. ¡Y la respuesta es sí! Entiendo que este tipo de desinformación crecerá en Brasil en los próximos años. Explico por qué. Brasil se ha convertido en una nación más conservadora. Parte de esto puede explicarse por el surgimiento de algunas denominaciones religiosas evangélicas neopentecostales que proclaman un discurso en contra de una supuesta “ideología de género”, término utilizado para criticar los derechos LGBTQIA+. Este aumento aún continúa y se detecta en nuestro censo.
        Como hay una expectativa de crecimiento de personas que se identifican con el discurso conservador, creo que habrá un uso creciente de este discurso para obtener ventajas. En nuestro estudio, detectamos dos patrones diferentes respecto al prejuicio LGBTQIA+: publicaciones con desinformación que tienen como objetivo final el prejuicio (p. ej.: Una mujer trans habría dejado de competir en los Juegos Olímpicos por una lesión en el testículo) y otras que utilizan el prejuicio como una forma de llegar a un fin político (ej: el presidente Lula habría dicho que besa a hombres y mujeres cuando bebe alcohol).


Deja tu comentario

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.

Organiza

Colabora